Le amargan la fiesta a Rubí

Le amargan la fiesta a Rubí

690
0
Compartir:

img_8828 img_8829 img_8830 img_8831

Villa de Guadalupe, San Luis Potosí— Con el acompañamiento de alrededor de 2 mil personas, Rubí Ibarra García recibió la bendición por sus XV años y dio gracias a sus padres, padrinos y pidió a Dios para que sus consejos estén con ella ahora que fue presentada ante la sociedad.

En la misa celebrada la mañana de ayer entre la naturaleza del Altiplano Potosino, la quinceañera más famosa del año lució un vestido de olanes en tonalidades rosa y rojo con corset bordado en cuadrillé y pedrería.

La festejada llegó a las 11:00 de la mañana a bordo de una camioneta hasta la zona empastada de la antigua presa de la comunidad de La Joya, rodeada por sus tíos, que formaron un cerco para que pudiera llegar al altar, en donde la esperaba el sacerdote Felipe Martínez.

Entre jaloneos y empujones por la presencia de cientos de periodistas, camarógrafos, fotógrafos que buscaban el mejor ángulo y de cientos de visitantes de varias entidades del país que la ovacionaban, la adolescente arribó a la zona adaptada para la celebración religiosa.

El cura le dio la bienvenida y roció agua bendita sobre ella y sus padres. Después continuó con la misa, que duró cerca de una hora, misma que presenciaron sus vecinos y personas procedentes de diversas regiones del país y algunas del extranjero; entre ellos se encontraba Rafael Acosta, mejor conocido como ‘Juanito’, el ex diputado del Partido del Trabajo, quien llevaba en sus manos una muñeca como regalo.

Durante la homilía, el sacerdote Felipe Martínez conminó a Rubí a mantener los pies en la tierra, a vivir su fe después de todos los ruidos que han venido y de todas las distracciones que se han presentado.

En alusión a la fama que alcanzó en las redes sociales, con más de un millón y medio de personas que aceptaron ir a su fiesta, el religioso pidió a la quinceañera a no perder sus raíces y que ahora reine la paz y el amor de Dios.Viene de portada

“Sea usted de veras una persona humilde, sencilla, como hasta ahora; que poniendo los pies en la tierra vaya de veras sintiendo la presencia de Dios en los acontecimientos de la vida”, dijo el religioso.

En el desarrollo de la misa Rubí se mantuvo seria y sólo a petición de los asistentes expresó leves sonrisas. Más adelante en al micrófono dio gracias a sus padres y padrinos, hermanos y tíos.

“Hoy que me presento a la sociedad… Continúen conmigo en las buenas y en las malas”, manifestó.

Se molestaron

Crescencio Ibarra y Ana Elda García, padres de Rubí, se mostraron molestos durante la celebración, incluso pidieron a los reporteros abandonar el lugar, enojados por los cientos de flashazos dirigidos a la quinceañera. “Está nerviosa”, expresó Crescencio Ibarra.

“¡Retírense! Que se vayan los medios, vamos a comer con la familia o nos vamos a tener que ir nosotros para que se queden los medios”, dijo Don Crescencio en medio de decenas de periodistas; al padre de la menor se le recuerda en un video viralizado en redes sociales invitando a todos a la XV años de su hija.

“Nos vamos a tener que ir de nuestra fiesta”, agregó Pedro Ibarra, tío de Rubí entre insultos. “¡Vámonos a la chin…!”, agregó.

Al jolgorio también llegaron vendedores de artículos deportivos, sombreros, servicio de cable e internet, botanas, paletas de hielo y cafetería.

Después del mediodía siguen arribando decenas de vehículos en dirección a la comunidad conocida como Laguna Seca, en la que se llevará a cabo “la chiva” de 10 mil pesos, como se le llama al premio de una carrera de caballos en esta región.

Las mesas colocadas en el predio alcanzaron para unos 600 invitados, el resto estuvo de pie en espera del banquete: “asado” (mole con carne de puerco), frijoles charros y barbacoa.

En la carretera de acceso al municipio de Villa de Guadalupe, al municipio de Charcas, la Policía Estatal colocó filtros en los que participaronn decenas de elementos.

Tragedia por la chiva

Félix Peña, jinete profesional y líder de la escuadra Coyotes Negros de Villa de Santa María, murió al ser arrollado por su caballo durante la primera carrera de la ‘chiva de 10 mil pesos’, que tuvo lugar en la comunidad de La Joya, en San Luis Potosí, como parte del festejo por los XV años de Rubí Ibarra.

Un video publicado por Hora Cero muestra el momento en el que Peña es arrollado por su caballo Oso Dormido, durante una carrera en un campo conocido como Laguna Seca.

En las imágenes, se observa que el cuerpo del hombre, oriundo del poblado de Jesús María del municipio de Villa de Guadalupe, queda inerte en el suelo tras el impacto; mientras que instantes después, personal de la Cruz Roja arriba al sitio para brindarle los primeros auxilios.

Horas antes de la carrera, Félix Peña fue entrevistado y confesó que la chiva de 10 mil pesos no le importaba, sino que iba por la fama y el orgullo.

“Viene a correr el caballo, se llama Oso Dormido (…), y el jinete es Erasmo Peña”, dijo en la entrevista, sin embargo al final fue él quien montó al caballo.

Peña, quien era jinete profesional y tenía caballos cuarto de milla, fue trasladado a un hospital del municipio de Charcas.

Asimismo, se destaca que otra persona, de quien se desconoce su identidad, también perdió la vida.

con información de El diario.mx

Dejar una respuesta