Compartir:

Empezó la temporada de ciclismo con la séptima edición de la clásica cronoescalada Cuernavaca–Tres Marías, en Huitzilac, que cada año atrae a decenas de velocipedistas de la entidad y de la Ciudad de México.

Equipos de todo el estado se enfrentaron a una de las carreras más duras que se realizan en los alrededores, entre los que destacaron el Club Ciclista de Cuernavaca (CCC), UFLP Pro Performance Team, ProChey, UNAM, Iguanas, Moobike e Idependencia Concolor, entre otros.

Fernando Martínez, director de Taller SEC, promotor de ciclismo y organizador de la carrera, dio el banderazo muy temprano por la mañana para la salida primero de la categorías de Principiantes (varonil y femenil) y Montaña; unos minutos después, emprendió el recorrido un segundo grupo compuesto por las categorías Femenil Expertas, Máster y Veteranos; finalmente salieron los pelotones Élite y Juvenil.

La competencia consistió en una cronoescalada y el ganador se definió de acuerdo con los mejores tiempos al llegar a la meta, que se encontraba en el poblado de Tres Marías. Para esto, se contó con el apoyo de la Policía Federal.

El grupo de ciclistas que rebasaba a los 100 competidores avanzó sobre la carretera federal México–Cuernavaca hasta el kilómetro 65, para luego desviarse a Huitzilac, donde comenzó la parte más dura de la desafío. Rampas del 15 y 17 por ciento fueron tuvieron que enfrentar hasta encontrar la meta. En total, cumplieron un trayecto arduo de 19 kilómetros.

Desde el inicio de la carrera, el ritmo de la categoría Élite fue tan fuerte que no le tomó mucho tiempo para alcanzar al resto de los pedalistas que habían salido antes. Los ataques seleccionaron poco a poco a quienes se disputarían el primer lugar; la batalla finalmente fue ganada en los últimos metros por Eleazar Medina, del Equipo Ronnin; el segundo sitio fue para el corredor de la Ciudad de México, Eliseo Vásquez, y el tercero, para Pedro David Calderón.

En la rama femenil, la ganadora total fue Gabriela Mijangos, de la capital mexicana, que desde el principio mostró su fortaleza al aguantar el paso de algunos ciclistas varones. El segundo sitio fue para la también capitalina Azucena Martínez Islas, y el tercer sitio, para la morelense Liliana Estrada, del equipo Moobike. El conjunto UFLP PRO Performance Team se llevó el uno, dos y tres en la categoría Juvenil.

La cronoescalada que presume ser una de las justas más difíciles por lo complicado del terreno, mermó a muchos corredores; algunos fueron víctimas de calambres; otros, del cansancio o dolor de piernas. Esto los obligó bajar de la bici para caminar un tramo.

Sin embargo, muchos otros resultaron satisfechos por haber mejorado su tiempo y de haber podido terminar la dura prueba.

Al finalizar su recorrido, los participantes fueron invitados por la organización a comer unos tamales con atole, como ya es costumbre en este evento.

Asimismo, convivieron gratamente mientras esperaban la ceremonia de premiación que en esta ocasión consistió en artículos y efectivo para los primeros lugares de la categoría élite, tanto varonil como femenil; así como de un reconocimiento para los tres primeros lugares de las demás categorías.

Al final, el director de Taller SEC agradeció a los presentes por la confianza depositada en él y la asistencia de todos. La competencia, gracias al apoyo vial otorgado por la Policía Federal, terminó con un saldo blanco, por lo que fue considerada todo un éxito.

Dejar una respuesta