Compartir:

“La verdadera arma de la noviolencia es la fuerza moral, una experiencia de ejercicio de poder del pueblo, que articula una postura ética de dignidad”, expresó Pietro Ameglio Patella, académico y promotor de la filosofía de la noviolencia, durante el programa radiofónico La voz de la Tribu, con motivo del 69 aniversario luctuoso de Mahatma Gandhi.

Transmitido por Radio UAEM este 30 de enero, el programa La voz de la Tribu, tuvo varios invitados quienes hablaron sobre la filosofía de la noviolencia, en el cual, Pietro Ameglio, académico de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la UNAM, lamentó que en México estemos en la edad de piedra del diálogo, “por este autoritarismo, de ahí que la desobediencia civil es el último grado de la no violencia que privilegia la conciencia sobre la ley, como una estrategia para el cumplimiento de un programa político constructivo”.

Explicó que se necesita de las acciones no violentas de los movimientos sociales como una forma de presión pública a la autoridad, “debido a que no hay determinación para poder dialogar acerca de imposiciones legales, la no violencia es una acción para lograr igualdad de poder, no para aplastar al otro”.

Roberto Ochoa Gavaldón, director interino del Centro de Extensión y Difusión de las Culturas (CEDiC), expresó que desde sus diferentes acciones, la UAEM busca integrar el conocimiento y la sabidurías populares para enfrentar la problemática social y política que vivimos, reconocida como una emergencia nacional y para la cual necesitamos participar en la búsqueda de alternativas de vida diferentes a la violencia.

Por su parte, Jorge Arturo Ochoa y María Eugenia Martínez, mexicanos que compartieron su experiencia de vivir 15 años en la comunidad del Arca, en Francia, la cual surgió como una alternativa a una sociedad violenta producto de un encuentro entre diferentes personas del mundo que retomaron los postulados del pensamiento filosófico del escritor y poeta Giuseppe Lanza del Vasto.

Resaltaron que la comunidad del Arca está formada por 70 personas, entre adultos y niños, quienes participan en la toma de decisiones mediante una conciencia social, con respeto muto, bajo la elección de vivir con las reglas de la autonomía, el autogobierno y el respeto a las diferencias.

Dejar una respuesta