Compartir:

Por el momento, se desconoce el descuento que aplicaría Samsung a los teléfonos usados, pero la compañía pretende con el plan ganar rentabilidad respecto al actual método de venta, para hacer frente a Apple, su gran rival, que es la empresa que mejor rentabiliza sus modelos anteriores cuando estrena un nuevo terminal. Así, los iPhone tienen un valor de reventa del 69% de su precio original después de un año desde su lanzamiento en Estados Unidos, mientras que la gama Galaxy, el buque insignia de Samsung, solo alcanza el 51% del precio original.

Apple vende además iPhones reformados en una serie de mercados, incluyendo los Estados Unidos, pero no da a conocer las cifras de ventas de este mercado de segunda mano. Tanto Samsung como Apple pretenden ahora llegar a mercados emergentes masivos como la India, donde el precio promedio al que se venden los teléfonos inteligentes es inferior a los 90 dólares (80 euros).

Dejar una respuesta